Publi

Siga CriptoPasion en
Google Noticias CriptoPasion

El Foro Económico Mundial (WEF) emitió recientemente una mordaz advertencia sobre la vulnerabilidad de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) a los ataques de descifrado de los sistemas de computación cuántica. Estos eventuales ataques también podrían afectar a Drex. Según el WEF, aunque las computadoras cuánticas aún se encuentran en la fase experimental, sus capacidades emergentes representan una amenaza significativa para la seguridad de los sistemas financieros digitales. La computación cuántica, aunque aún en desarrollo, cuenta con pruebas de concepto que demuestran su capacidad para resolver problemas específicos que los ordenadores tradicionales no pueden resolver en un tiempo razonable. Sin embargo, la posibilidad de un “Q-Day” (el punto hipotético en el que actores maliciosos podrían romper el cifrado estándar con computadoras cuánticas) todavía parece lejana, con predicciones que van desde unos pocos años hasta décadas. Entre las industrias potencialmente afectadas por la amenaza cuántica, el sector de activos digitales se encuentra entre los más vulnerables. Según el WEF, esta amenaza podría “romper” las CBDC, incluido Drex, la moneda digital del Banco Central de Brasil. En una publicación de blog del 21 de mayo, el WEF afirmó que «los bancos centrales deben incorporar agilidad criptográfica en los sistemas CBDC para defenderse contra los ciberataques cuánticos dirigidos a la infraestructura de pagos». El WEF identificó tres amenazas específicas que la computación cuántica podría representar para las CBDC: 1. Rompiendo la criptografía en movimiento. Se podrían utilizar computadoras cuánticas para interceptar transacciones a medida que ocurren, rompiendo el cifrado que protege estos datos en tiempo real. 2. Suplantación de Identidad. La computación cuántica podría comprometer los sistemas de verificación de identidad, permitiendo a actores maliciosos insertar identidades falsas en el sistema. 3. Robo de datos cifrados para su descifrado futuro. Conocido como “cosechar ahora, descifrar después”, este vector de ataque implica el robo de datos cifrados, que se almacenan para ser descifrados por un sistema cuántico en el futuro. Según este paradigma, es posible que las víctimas no se den cuenta de que sus datos han sido robados durante años o incluso décadas antes de que la amenaza se materialice. Para mitigar o eliminar estas amenazas, el WEF recomienda que las CBDC se construyan con protecciones a prueba de cuánticas desde el principio, utilizando una metodología llamada «agilidad criptográfica». Esta capacidad permite la orquestación y rotación de algoritmos criptográficos basados ​​en amenazas en tiempo real. En la práctica, esto se convierte en una defensa contra las técnicas de ataque evolutivas. La agilidad criptográfica proporciona la flexibilidad necesaria para actualizar y cambiar rápidamente los algoritmos criptográficos a medida que surgen nuevas amenazas. Esto garantiza que las CBDC sigan siendo seguras a medida que avanza la tecnología. Siga CriptoPasion en
Google Noticias CriptoPasionGoogle Noticias CriptoPasion

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.