Publi

Según Reuters, la startup EigenLayer, con sede en Seattle, ha conquistado el mundo de las criptomonedas, atrayendo 18.800 millones de dólares en criptomonedas a su plataforma en sólo seis meses. La empresa, fundada por el ex profesor asistente de la Universidad de Washington, Sreeram Kannan, ha inventado una nueva estrategia de inversión llamada «re-stake», que rápidamente se ha convertido en una opción popular entre los operadores que buscan altos rendimientos. EigenLayer es un protocolo innovador desarrollado en la cadena de bloques Ethereum, que introduce el concepto de «retomar». Esto permite a los usuarios que ya han apostado su Ethereum (ETH) aprovechar aún más sus activos apostados, mejorando tanto la seguridad como las posibles recompensas dentro del ecosistema Ethereum. Volver a apostar en EigenLayer permite a los participantes de Ethereum utilizar sus ETH o tokens de participación líquida (LST) ya apostados para asegurar aplicaciones descentralizadas (DApps) y servicios adicionales en la red. Al optar por los contratos inteligentes de EigenLayer, los participantes pueden recuperar sus activos, lo que ayuda a aumentar la seguridad de estas nuevas aplicaciones. Esto se logra sin quitar el ETH original, maximizando así la utilidad y eficiencia del capital apostado. EigenLayer proporciona numerosos beneficios. Aumenta significativamente la seguridad del protocolo al permitir que los protocolos aprovechen la sólida capa de seguridad de Ethereum al incentivar a los participantes de ETH. Esto aumenta la seguridad de las nuevas aplicaciones creadas en Ethereum. El protocolo ofrece un alto grado de flexibilidad, lo que permite a los desarrolladores mantener el control sobre sus proyectos mientras aprovechan la seguridad de Ethereum. Esta flexibilidad facilita el éxito de los desarrolladores al reducir las barreras para crear nuevos grupos de validadores, promoviendo así la innovación y el desarrollo de nuevos proyectos. Sin embargo, EigenLayer también presenta algunos riesgos y complejidades. Los apostadores se enfrentan a sanciones de reducción en la capa de consenso y a cualquier condición de reducción adicional establecida por los protocolos que apoyan, lo que podría afectar hasta el 100% de su ETH apostado. La promesa de un mayor rendimiento podría llevar a los interesados ​​a redirigir sus activos a EigenLayer, centralizando una parte significativa del poder de participación de Ethereum. Además, la competencia entre protocolos para ofrecer mayores rendimientos podría dar lugar a prácticas insostenibles y potencialmente a menores rendimientos generales para los usuarios. Una aplicación práctica de las capacidades de EigenLayer es EigenDA, una capa de disponibilidad de datos que mejora la escalabilidad al descargar tareas de almacenamiento de datos. Este enfoque ayuda a reducir las tarifas de transacción en las soluciones de Capa 2 y mejora el ancho de banda de datos, lo que lo convierte en una herramienta vital para el ecosistema Ethereum. EigenLayer representa un avance significativo en el modelo de seguridad y participación de Ethereum. Al permitir que los participantes de ETH recapitalicen sus activos a través de múltiples protocolos, se mejora la seguridad, las recompensas y la eficiencia del capital. Sin embargo, también introduce nuevos riesgos y complejidades que requieren una cuidadosa consideración. A medida que el protocolo evoluciona, promete desempeñar un papel crucial en la configuración del futuro de las aplicaciones descentralizadas en Ethereum. El informe de Reuters dice que el crecimiento de las plataformas de re-stake ha sido impulsado por usuarios que buscan lanzamientos aéreos y otros obsequios, con la expectativa de recompensas futuras. Sin embargo, expertos como David Duong, jefe de investigación institucional del exchange de criptomonedas estadounidense Coinbase, advierten que volver a apostar es «muy arriesgado», ya que los usuarios invierten anticipando recompensas sin saber qué recibirán. El artículo de Reuters también menciona eso. A pesar de los riesgos, volver a apostar se está popularizando entre los inversores institucionales. Algunos, como Zodia Custody, el brazo criptográfico de Standard Chartered, han observado un interés significativo en apostar, pero consideran que volver a apostar es un paso demasiado lejos debido a la dificultad de establecer un «rastro documental» claro de los movimientos de activos y la distribución de recompensas. Otros, como Laser Digital, el brazo criptográfico de Nomura, se han asociado con plataformas de re-stake como Kelp DAO para participar en esta tendencia emergente. Imagen destacada a través de Pixabay

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.