Publi


Al menos algunos de los millones de dólares en fondos de clientes de FTX que se movieron misteriosamente fuera del intercambio la semana pasada se movieron bajo la dirección de los reguladores en las Bahamas. Esa afirmación se hizo en una nueva presentación de la empresa en conflicto y fue confirmada el jueves por la noche por la propia Comisión de Valores de las Bahamas”.[There is] evidencia creíble de que el gobierno de las Bahamas es responsable de dirigir el acceso no autorizado a los sistemas de los Deudores con el fin de obtener activos digitales de los Deudores, que tuvo lugar después del comienzo de estos casos”, se lee en la presentación, firmada por el nuevo director ejecutivo de FTX, John Ray. , famoso por manejar la liquidación de Enron. La compañía continuó diciendo que sus cofundadores Sam Bankman-Fried y Gary Wang fueron grabados diciendo que los reguladores de las Bahamas instruyeron a la pareja para hacer “ciertas transferencias posteriores a la petición” y que dichos activos fueron “custodiado en FireBlocks bajo el control de [the] gobierno de las Bahamas. “No era la primera vez que se lanzaba la acusación a la nación isleña, que anteriormente la negaba. Pero esta vez, los reguladores de las Bahamas cambiaron de rumbo”. La Comisión de Valores de las Bahamas, en el ejercicio de sus poderes como El regulador actuando bajo la autoridad de una Orden emitida por la Corte Suprema de las Bahamas, tomó la acción de ordenar la transferencia de todos los activos digitales de FTX Digital Markets Ltd. a una billetera digital controlada por la Comisión”, dijo la agencia el jueves. El regulador dijo que tomó estas medidas para proteger los intereses de los clientes y acreedores bajo su jurisdicción. El ir y venir es el último giro en la lucha por asegurar lo que queda de los activos de FTX, los últimos desarrollos se producen cuando los reguladores estadounidenses han llamado a Bankman-Fried para testificar ante un Comité de Servicios Financieros de la Cámara en diciembre para responder por el colapso de FTX. En su última presentación, FTX dijo que “aseguró solo una fracción de los activos digitales de FTX Gr grupo que esperan recuperar”, diciendo que ahora tiene $ 740 millones en una nueva billetera fría. Sin embargo, no pudieron dar cuenta de tres brechas principales en los activos rastreados: “Estos saldos excluyen las criptomonedas que actualmente no están bajo el control de los Deudores como resultado de (a) al menos $ 372 millones de transferencias no autorizadas iniciadas en la Fecha de la Petición, (b) la ‘acuñación’ dilutiva de aproximadamente $300 millones en tokens FTT por una fuente no autorizada después de la Fecha de la Petición, y (c) la incapacidad de los cofundadores y potencialmente de otros para identificar billeteras adicionales que se cree que contienen activos del Deudor”. Las transferencias no autorizadas fueron visto el 11 de noviembre, el mismo día que FTX se declaró en bancarrota, y fue rastreado en tiempo real por detectives de blockchain en Twitter, lo que generó una oleada de especulaciones. En ese momento, se pensaba que las transferencias, que ascendían a 650 millones de dólares, formaban parte de un hackeo masivo dirigido a la empresa en bancarrota. A las 2 a. había comenzado a trasladar los activos restantes de la compañía al almacenamiento en frío para “mitigar el daño”. La Comisión de Valores de las Bahamas había emitido anteriormente un comunicado de prensa diciendo que estaba tomando medidas para congelar los activos de FTX Digital Markets. Ese mismo día, FTX emitió su propia declaración diciendo que había comenzado a permitir el retiro de fondos de las Bahamas para cumplir con los reguladores de la nación.

Pero a medida que circulaban rumores de que las transferencias no autorizadas eran obra de las autoridades de las Bahamas, la Comisión de Valores de las Bahamas emitió un comunicado rechazando el reclamo de FTX y dijo que “no ha dirigido, autorizado ni sugerido a FTX Digital Markets Ltd. la priorización de retiros para clientes de Bahamas”. La declaración reconoció que tal acción podría constituir “preferencias anulables” bajo las reglas de bancarrota y podría haber requerido “recuperar fondos de clientes de Bahamas”. “En cualquier caso, la Comisión no aprueba el trato preferencial de cualquier inversionista o cliente de FTX Digital Markets Ltd. o de otra manera”, dijo la agencia. Las personas o grupos responsables de las transferencias no autorizadas siguen siendo desconocidos, pero los observadores de blockchain han estado publicando sus teorías en Twitter, atribuyendo algunos de los retiros a “ empleados de FTX de sombrero blanco” y otros “tal vez controlados por [Bankman-Fried and Wang].”

Publicidad

La subsidiaria bahameña de FTX, FTX Digital Markets Ltd., se acogió al capítulo 15 de los procedimientos de quiebra el 15 de noviembre, solicitando la cooperación entre los tribunales estadounidenses y los tribunales extranjeros, ya que sus procedimientos de quiebra extranjeros involucraban a los Estados Unidos. La Comisión de Valores de las Bahamas dice que no cree que FTX Digital Markets, Ltd., es parte del procedimiento de quiebra del Capítulo 11 de EE. UU. de FTX. La agencia dice que se comprometerá con otros reguladores y autoridades “en múltiples jurisdicciones” para abordar los asuntos que afectan a los acreedores, clientes y partes interesadas de FTX Digital Markets. Brian Simms, socio del bufete de abogados de Nassau, Lennox Paton, fue designado liquidador provisional. . Dijo que FTX no estaba autorizado a declararse en quiebra en los EE. UU. y pidió que los activos de FTX ubicados en los EE. UU. fueran entregados a los liquidadores de las Bahamas. economía digital

Manténgase al tanto de las noticias criptográficas, obtenga actualizaciones diarias en su bandeja de entrada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.