En artículos anteriores hemos expuesto diversos casos de uso de la aplicación que está teniendo actualmente la Inteligencia Artificial en diversos campos de los sectores de las industrias de consumo masivo como es el sector alimentos, medicina y compras online.

Sin embargo en esta oportunidad nos enfocaremos en el uso que esta tecnología esta teniendo en la industria del almacén de grandes corporaciones en el mundo como por ejemplo Alibaba y Amazon.

Para nadie es secreto que en Silicon Valley la aplicación de esta tecnología para facilitar los procesos de gestión avanza a pasos agigantados y de allí el ejemplo más resaltante que podemos visualizar es una simple búsqueda en el gigante de Google y podremos ver como su motor de búsquedas esta mejorado gracias a esta tecnología.

Por si fuera poco, Amazon y Alibaba los dos grandes almacenes online del mundo, han recurrido a esta práctica para poder mejorar sus sistemas de pedido y y especialmente el de gestión en sus almacenes. La razón es muy simple: a mayor volumen de demanda, más complicado tanto a nivel logístico como de recursos es para las empresas tener un sistema eficiente de clasificación y entrega de pedidos satisfactorio para sus clientes.

Las habilidades de la Inteligencia Artificial son de gran alcance. Nos vemos rodeados de un software de reconocimiento de voz como Siri o Alexa, automóviles autoguiados por Uber y robots autónomos.

En una industria competitiva como la del almacén, la mejora en la precisión del inventario mediante el aprendizaje automático , el rendimiento mediante el uso de robots y la eficiencia en el seguimiento de las ordenes mediante el reconocimiento de voz puede hacer que la AI (siglas en ingles de Inteligencia Artificial) tenga un fuerte impacto en este sector.

+

El aprendizaje automático se puede utilizar en el proceso de toma de decisiones como por ejemplo recopilar una gran cantidad de datos diariamente sobre los artículos pedidos con más frecuencia, niveles de inventario y envíos.

Los robots pueden suavizar el trabajo pesado para los humanos, permitiendo apilar mercancía en grandes cantidades donde el peso es un inconveniente para ellos, mejorar la carga y descarga de plataformas, maniobrar sin toparse con otros robots o humanos.

El software de reconocimiento de voz, mejor conocido como manos libres; se puede usar para entrenar a las máquinas en el almacén para que sigan las ordenes de los empleados con el mínimo esfuerzo.

En la gestión de procesos de almacenes, la aplicación de IA debe ser impulsada por métricas de rendimiento que comúnmente se denominan Indicadores Clave de Desempeño (KPI). Estos indicadores pueden ser cualquier cosa, desde la productividad, la precisión del pedido, la precisión del inventario hasta el tiempo de cumplimiento, etc.

En relación a la productividad, el aprendizaje automático puede implementarse para analizar el código de barras de los artículos y ordenar la frecuencia contra la ruta que tomaron los recolectores mas productivos y obtener el mejor orden posible de clasificación de artículos que reduzca la distancia de viaje de los recolectores y evite la congestión dentro del mismo almacén.

Sobre la eficiencia, la ubicación de los productos de alta rotación deben optimizarse para minimizar la congestión y, al mismo tiempo, mejorar la eficiencia de la recolección. Cuando el numero de productos (SKU) es demasiado alto, puede ser difícil optimizar su ubicación de acuerdo con los criterios dados. En este caso, el software se puede usar para ayudar a los operadores a ubicar los SKU en las posiciones optimas.

Un ejemplo exitoso de la automatización de los procesos de gestión en almacenes es Alibaba, el gigante asiático utiliza un sistema inteligente de almacenamiento donde los robots hacen el 70% del trabajo. Son capaces de transportar hasta 500 kg y están equipados con sensores especiales que les ayudan a evitar colisionar entre si. Al quedarse sin batería, se llevan a la estación de carga y luego de 05 minutos puede alimentarlas por alrededor de 04 horas mas de trabajo ininterrumpido.

Ocado, supermercado británico en linea, es otro ejemplo exitoso de la automatización en almacenes. En los mas antiguos, los alimentos se desempaquetan de forma lineal. Las entregas se desempaquetan en cajas y las cajas se colocan en cintas transportadoras que las llevan a los estantes donde los operadores humanos empacan los artículos por pedido.

Inteligencia Artificial en los almacenes

La forma mas nueva se ha vuelto eficiente en cuanto a espacio. Las cajas ahora están apiladas en hasta 17 cajas de alto. Los elementos no relacionados entre si pueden colocarse adyacentes entre ellos, las posición se decide algoritmicamente, colocando las comprar menos comunes en la parte inferior de la pila.

Los robots pueden agarrar estas cajas y llevarlas a una nueva ubicación o colocarlas en un conducto vertical a una estación de recolección. Los humanos solo están involucrados en el embalaje y desempaque mientras los robots maniobran alrededor del almacén las 24 horas del día.

La automatización es el corazón de la innovación en todas las industrias. Con el sector de comercio electrónico en constante crecimiento, se requerirán sistemas mas rápidos y más flexibles en la industria del almacenamiento. Las masas de datos disponibles pueden ser utilizadas por algoritmos de inteligencia artificial para analizar los procesos y sugerir soluciones para optimizarlos.

 

The following two tabs change content below.

Ingeniero y apasionado de la tecnologia Blockchain y del Bitcoin desde el 2009.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.