Publi

Foto: Steven Collis / Flickr

Foto: Steven Collis / Flickr

Publicidad

La semana pasada, surgió la noticia de que el gigante bancario japonés Mizuho pronto lanzará su propia criptomoneda J-Coin. Teniendo en cuenta que Japón es la nación más respetuosa con el cifrado, no fue una gran sorpresa. Varios medios de comunicación, incluido Coinspeaker, informaron sobre la llegada de J-Coin este mes.

Sin embargo, según un informe de Quartz, resulta que J-Coin no es una criptomoneda. Por lo tanto, J-Coin no tiene nada que ver con blockchain, sino también con la funcionalidad. En cambio, la J-Coin de Mizuho es solo una iniciativa en línea con el intento del gobierno japonés de avanzar hacia una economía digital.

Un empuje para la economía digital

En la actualidad, Japón se queda muy rezagado en comparación con otras economías desarrolladas en lo que respecta al movimiento digital. La mayoría de las transacciones se realizan a través de efectivo. Sin embargo, hay varias razones para la baja adopción de pagos digitales.

Las tasas de interés bancarias negativas desalientan a las personas a digitalizarse y alientan a acumular más efectivo. Además, la tasa de criminalidad extremadamente baja en Japón hace que sea cómodo para las personas llevar dinero en efectivo. Además, la mayoría de la población japonesa está envejeciendo. Por lo tanto, existe una menor disposición entre ellos para moverse y adoptar nuevos pagos digitales.

A medida que se acercan los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el gobierno japonés está alentando a varias instituciones financieras a impulsar su impulso digital. El banco Mizuho implementará así un sistema de pagos de teléfonos inteligentes basados ​​en códigos QR. Este enfoque es bastante similar al empleado por plataformas chinas como WeChat Pay y Alipay. Estos dos actualmente sirven a más de 700 millones de usuarios en el mercado financiero chino.

El sistema de código QR integrará la cuenta bancaria de los usuarios y les permitirá pagar de manera instantánea los bienes y servicios.

Lo digital no es siempre la criptomoneda

En los últimos años, las criptomonedas han tenido un gran impacto en la economía global. Así, los pagos digitales se han convertido en pagos criptográficos. Además, el nombre J-Coin suena bastante similar a otras fichas criptográficas en el mercado. Dos años atrás, en 2017, un portavoz de Mizuho dijo a CNBC que están desarrollando una "plataforma de moneda digital". Además, la nueva moneda digital estará vinculada al yen japonés.

Sin embargo, podemos predecir con seguridad que el impulso digital del gobierno japonés puede ayudar a sus compañías locales a avanzar hacia sistemas de pagos basados ​​en blockchain que son más seguros y rápidos.

Actualmente, hay una gran cantidad de rumores en el mercado financiero global para las monedas digitales virtuales. Además, varias grandes corporaciones están cambiando lentamente hacia la adopción del carro de la criptografía. Recientemente, el banco de inversión multinacional estadounidense JP Morgan Chase anunció el lanzamiento de JPM Coin este año.

Basada en la tecnología blockchain, JPM Coin facilitará una transferencia de dinero más rápida en todo el conjunto de clientes y asociados globales de JP Morgan. Actualmente, el banco no planea usar JPM Coin para el propósito minorista.

Por otro lado, el gigante tecnológico Facebook también anunció el lanzamiento de su "Facebook Coin" para su uso en todas sus plataformas de mensajería. Inicialmente, lanzará el token criptográfico en WhatsApp y luego lo integrará con la infraestructura de Messenger e Instagram.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.