Análisis semanal de Bitcoin: Semana 3

0
511

La montaña rusa de Bitcoin o cómo en pocas semanas ha sido su mejor y peor momento

Esta semana ha sido toda una montaña rusa para esta y el resto de criptomonedas, ya que cada vez más está quedando latente que si Bitcoin se ve afectada por una noticia, el resto de criptomonedas se resienten.

Semana 3, una semana con momentos catastróficos

El hecho de que se haya constatado que el 80% de todos los Bitcoins han sido minados ha puesto en jaque su estabilidad. Este hecho ha sido fomentado en gran parte por las grandes cadenas de comunicación que no han dudado en usarlo como un ataque directo a su volatilidad y que en consecuencia ha provocado caídas de más del 20% en algunas criptomonedas.

Desde diciembre hemos experimentado picos de 20.000$ hasta menos de 10.000$ haciendo saltar las alarmas de todos aquellos que tienen una pequeña o gran porción de bitcoins. Cuando alcanzó su límite más bajo todos los medios de comunicación empezaron a buscar culpables y teorías acerca de qué motivos han incentivado esta caída libre de valores y con bastante esclarecimiento ha habido motivos (y de sobra).

COREA DEL SUR HA AMENAZADO CON PROHIBIR LAS CRIPTOMONEDAS

Las constantes amenazas de Corea del Sur sobre prohibir las criptomonedas, las amenazas de la fallida de los minadores chinos o el hecho de que ciertas empresas de renombre han tildado la criptomoneda como “sobrevalorada” y “sobreespeculada” han manifestado unos claros resultados negativos. A todo esto, hace falta añadirle la ya común bajada que sufre Bitcoin en enero, para algunos fomentada por el retiro de efectivos de familias chinas que quieren ir de vacaciones, aunque, claro está, este dato nunca ha sido respaldado por fuentes certeras.

A grandes rasgos esta semana ha sido fatídica ya que el pasado miércoles y hoy mismo, todos los marcadores del TOP 100 de criptomonedas estaban en rojo, o lo que es lo mismo, en caída y pérdidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.