Publicidad

El valor de las criptomonedas no ha parado de realizar mínimos descendentes desde que empezó 2018, y en especial este verano donde el mercado a experimentado un mínimo de largo plazo incluso quebrantando soportes importantes, lo cual ha acrecentado temores alimentados por la incertidumbre y la valoración de riesgo de las inversiones ha tocado niveles muy altos, así como el sentimiento negativo y pesimista en muchos inversores. También las decisiones y noticias de los reguladores (principalmente la SEC estadounidense) han apuntalado este sentimiento desalentador y reacciones negativas.

Sin embargo, desde hace pocas semanas las gráficas empiezan a mostrar lo que podría ser un cambio de tendencia, o al menos consolidando un suelo firme de largo plazo, aunque yo apostaría que ya se trataría de iniciar el cambio de tendencia por los siguientes motivos:

  1. Mínimos crecientes a medio plazo

La pendiente negativa de mínimos en el precio de bitcoin cambió a positivo en julio, empezando a marcar mínimos crecientes. Aunque los máximos siguen siendo decrecientes entendemos que los precios se están congestionando en un canal agudo que se estrecha cada semana. Consecuentemente la cuenta atrás para una clara definición de largo plazo ha empezado. Veamos los demás indicios que me hacen pensar que será al alza. Precio Bitcoin

2. Sostenimiento de la capitalización mínima.

Durante junio, julio y agosto la capitalización global de las criptomonedas marcaba un goteo a la baja como podemos ver en el siguiente gráfico. No obstante, empieza a verse una señal positiva en septiembre donde el mínimo de capitalización no toca la linea de tendencia descendente de mínimos maraca de color rojo. Esto sería una señal de que no hay más capital que quiera salir del mercado.

Evolución capitalización

3. Aumento de repuntes y velas verdes pronunciadas.

En bolsa un primer indicio de salida de un ciclo bajista de largo plazo (3 a 4 años) es una recuperación del 25% en pocos meses. El mercado de criptomonedas entiendo que es joven y tiene ciclos más cortos y amplificados (un 25% en semanas es poco significativo) por lo que una señal equivalente a la bolsa en este mercado considero que es un repunte de más del 100% en una semana o menos, y ya no hacer mínimos inferiores a los anteriores. Estas señales se están viendo en este final de mes en algunas altcoins.

4. El sentimiento negativo está en máximos

Cuando el pequeño inversor se muestra más negativo es cuando ya ha calado el efecto de los movimientos que las grandes manos adelantan siempre. El volumen negociado en exchanges tocó fondo y esta última semana se han movido varios miles de millones más que en meses anteriores. Señal que mucho dinero se mueve coincidiendo con la apatía del inversor pequeño generalizada. De nuevo la teoría de sentimiento contrario puede anotarse otro punto si vuelve a acertar, y el pequeño inversor vuelve a esperar demasiado a lo que las manos fuertes hagan.

5. Los fundamentales se apuntalan positivamente

Y es que las gráficas siempre muestran lo que hace el mercado bien informado, o sea manos fuertes con información de primera mano, por lo que pronto empezarán a caer noticias positivas, seguramente cuando los precios repunten un 300 o 500%. Algunas avanzadillas pueden verse bien en rumores y ejemplos de adopción de las criptomonedas como la donación en campañas electorales, el foro económico mundial afirma que la tecnología blockchain incrementará la eficiencia y es necesaria, IBM lanza el sistema de pago internacional basado en XLM, son solo un ejemplo de que todo avanza y serán usadas. En la historia económica toda nueva forma de pago ha impulsado el comercio y mejorado la eficiencia de economía y crecimiento del PIB, desde el dinero papel, los pagarés, los cheques pasando por las letras y las tarjetas de crédito, llegando a la tecnología de registro distribuido y las criptomonedas cuyo potencial para aumentar la eficiencia, desarrollar nuevas potencialidades y aumentar la liquidez y robustez del sistema económico rompe límites insospechados que sin duda los países punteros van a adoptar.

Es la oportunidad de actuar 

Estos cinco puntos me hacen pensar que estamos en el momento idóneo para entrar junto a las manos fuertes, que ya dan señales a mi entender, y aprovechar el siguiente impulso que seguramente no tendrá una pendiente vertical como el año pasado, pero que cuando nos demos cuenta estará muy por encima de los máximos de 2017. ¿Y tú qué piensas? Déjame tus comentarios para enriquecer nuestro conocimiento y análisis.

Te deseo felices días y acertadas decisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.