Publi

Unos 295 bitcoins incautados el año pasado durante la investigación de un caso de lavado de dinero y cultivo de drogas. En una audiencia realizada este 19 de julio se declaró que el criminal había obtenido de más de dos millones de libras esterlinas, equivalentes a casi 2,7 millones de dólares.

Publicidad

La información fue publicada en el sitio web de la Policía de Surrey, el condado de Inglaterra donde ocurrió el acontecimiento. En ese sentido, la institución destaca el hecho de que por primera vez en Reino Unido se siguen los procedimientos pautados por las leyes vigentes para incautar e intercambiar criptoactivos. Esto luego de determinar, con base a lo establecido en la Ley de los Activos del Crimen de ese país, que este tipo de monedas son “bienes realizables” y, por tanto, confiscables.

Agrega la nota de prensa que los bitcoins incautados eran producto de actividades ilícitas realizadas por un ciudadano letón de nombre Seregjs Teresko, quien actualmente paga una condena de más de 9 años en prisión por lavado de dinero, cultivo de cannabis y posesión y control de artículos para uso fraudulento.

Se acota que durante las investigaciones del caso se descubrió, en el domicilio de este individuo en abril de 2017, una fábrica de cannabis junto a 220.575 libras esterlinas, 30.075 euros y 14.040 baht tailandés, todo en efectivo, además de lingotes de oro y joyas. También se  hallaron documentos de identidad falsos, tarjetas de crédito y equipos electrónicos, entre los cuales se encontró una cartera fría para el resguardo de criptomonedas.

A partir del descubrimiento de este monedero se inició un procedimiento inédito, según señala la fuente, pues se debió recurrir al apoyo de la Unidad de Delitos Organizados Regionales del Sudeste, con cuya asistencia legal, táctica y técnica se pudo acceder a la cartera digital, hallando los 295 bitcoins. También se realizó la solicitud ante el Tribunal de Magistrados para confiscar el contenido de la cartera.

De esta manera la nota resalta que es la primera vez que se utiliza esta normativa para retener criptoactivos, y añade que también se debió solicitar permiso legal para transferir estos bienes a una cartera controlada por la Policía de Surrey. Posteriormente los bitcoins fueron intercambiados por libras esterlinas en una casa de cambio, obteniendo —de acuerdo a la tasa de cambio de esa fecha— un monto aproximado de £1.246.279.

Como cierre del caso, la audiencia de este 19 de julio estableció que Teresko se había beneficiado de su actividad criminal por un monto de 2.058.612 libras esterlinas y el Tribunal dictaminó que debe renunciar a £1.447.935, incluyendo los criptoactivos, además de pagar un adicional de £13.150 en los próximos tres meses.

Dada la novedad del hecho, uno de los investigadores del caso, el inspector Matthew Durkin, de la Unidad de Delitos Económicos, expresó que con este dictamen se sienta un precedente importante ante el uso de las criptomonedas para fines delictivos.

Autor original: Glenda González

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.